Música

Los niños, desde la primera clase, son músicos. La música es estímulo y descubrimiento, y más cuando se trata de transmitirla a los niños. La asimilación de conceptos musicales por medio de juegos, la educación del oído, la ejecución de patrones rítmicos, la experimentación instrumental, el movimiento natural dentro de la música, la estimulación y la coordinación son los objetivos fundamentales en esta primera etapa de la educación musical.La idea que un niño se hace cuando sus padres le invitan a las clases de música es la de llegar al aula e interpretar un instrumento junto con otros alumnos. Muchas veces se encuentran con un montón de conceptos abstractos que se alejan de esa primera idea tan acertada de lo que significa ser un músico. Tocar, cantar, percutir y bailar junto a otros es disfrutar de la experiencia musical y eso debe estar presente desde la primera clase. También es importante que el aprendizaje de los contenidos teóricos siempre se haga por medio de divertidos juegos y cuentos.

-La meta de las clases dirigidas a los grupos infantiles es:

-Que los alumnos participen, descubran y trabajen todo su potencial creativo y musical disfrutando de la experiencia musical en todas las clases.

– Que despierten y desarrollen todas las cualidades auditivas y psicomotrices que hacen falta para empezar a dedicarse a tocar un instrumento y a cantar.

– Que conozcan y experimenten las distintas formas de hacer música en grupo.

GuardarGuardar

GuardarGuardar